La historia de confiscar bitcoins

La historia de confiscar bitcoins. Craig S. Wright

 

Esta es la primera vez que BlogueroDigital ha publicado — ¡démosle la bienvenida a nuestra comunidad!

 

La solución a los problemas con el crimen y el lavado de dinero siempre existió dentro de Bitcoin. En el propio libro blanco, se explica muchas veces que los atacantes podrían ser controlados por nodos honestos. Cuando lancé Bitcoin, aún no había completado la implementación del sistema de la clave de alerta, y aún no había determinado completamente cómo funcionaría mejor. Siempre fue algo imaginado. Cuando dije que había una estrategia para proteger los sistemas basada en la verificación de pago simplificada (SPV) usando alertas de nodos, no estaba limitando la naturaleza de las alertas a la misma forma posible de ataque. La dificultad en la implementación, en ese momento, radica en determinar en qué nodos se debe confiar. No implicaba el enfoque central de las pruebas, sino más bien la determinación de las estrategias de votación de los nodos. Recuerde aquí, por supuesto, que los nodos son mineros.

En 2010, presenté la clave de alerta para Bitcoin Alert Key . No era un concepto particularmente nuevo. En el documento técnico de Bitcoin se observa un mecanismo de alerta: la mejor manera para que los nodos se alerten entre sí de los eventos es usar el mismo protocolo que se utiliza para distribuir bloques y transacciones. Hubo problemas con la clave de alerta emitida en 2010. Principalmente, no se vinculaba a nodos individuales; en ese momento, los nodos eran muy pequeños. Pero desde el inicio de Bitcoin, he explicado que los nodos serán grandes.

He cubierto el concepto muchas veces en mi blog, y fui muy claro cuando dije que Bitcoin terminaría en centros de datos. Tuve la misma discusión con el pedófilo James A Donald, en 2008, antes de darme cuenta de qué tipo de escoria era. La razón, por supuesto, de que la gente como él quiera que Bitcoin sea un sistema completamente descentralizado que no esté asociado con centros de datos comerciales proviene del deseo de participar en actividades ilícitas. Sin embargo, Bitcoin, a escala, está diseñado para evitar específicamente servir a esas personas. Y Bitcoin ya ha excedido la escala que detendrá esa forma de uso fuera del control del gobierno. Verá, Bitcoin nunca se trató de un sistema anarquista de pares. Bitcoin utiliza una red de pares para que los nodos ganen resistencia y aumenten la seguridad. Presentan usos claramente diferentes.

El uso del término descentralizado en 2008 fue radicalmente diferente de lo que la gente intenta y dice que trata ahora. La descentralización de los sistemas no es nueva, y no se trata de evitar el gobierno. Muy simple: es un medio para aumentar la fiabilidad y la supervivencia en sistemas complejos. Si lees la segunda referencia en mi libro blanco, verás una solución centralizada de blockchain que data de fines de la década de 1990. La solución amplió la tercera referencia en el libro blanco, que había sido publicado en 1991. Los autores no creían que fuera posible tener una versión descentralizada o distribuida de un servidor de marca de tiempo, que es lo que logra Bitcoin.

Bitcoin no es democrático. Las reglas de Bitcoin se establecieron sobre la creación de Bitcoin. No hay protección criptográfica asociada con la cantidad de monedas (bitcoins) que tiene. No se trata de la centralización o cualquier otra analogía loca y falsa de anarquistas y criminales. Bitcoin es simplemente un sistema de efectivo entre pares que permite micropagos. El sistema está diseñado para funcionar con bajos costes de transacción, y es el primer sistema creado que permitirá la introducción de micropagos.

Bitcoin no impide que las personas censuren las transacciones. Bitcoin no impide que los gobiernos emitan órdenes contra nodos. Recuerde aquí, los nodos son mineros. El mantra de «tus claves, tus bitcoins» está completamente equivocado. El libro mayor no es donde se encuentran tus bitcoins. Bitcoin es simplemente una denominación arbitraria de un cierto número de tokens indivisibles: un bitcoin es una designación para 100 millones de tokens digitales indivisibles y fungibles, ni más ni menos. La propiedad que posee no son las claves o las direcciones, son simplemente los derechos de propiedad de los bienes muebles asociados con cada token individual. Cada token se mantiene en un conjunto contenido en una salida de transacción no utilizada (UTXO). Cada UTXO es el equivalente de un sobre que contiene un número definido de tokens. La posesión no es propiedad. Más importante aún, aunque las claves se usan para asignar tokens de cada sobre basado en UTXO a otro, las claves no son los bitcoins en sí.

image

La clave de alerta permitió y posibilitó la congelación de bitcoins. No requiere que cada persona que ejecuta Bitcoin mantenga, valide o acepte la clave de alerta. El proceso no es una idea nueva; más bien, se deriva de mi introducción de la clave. En conversaciones con personas como Mike Hearn, no pude describir adecuadamente todos los mecanismos que estarían involucrados.

Mike entendió muy bien que Bitcoin terminaría en unos pocos centros de datos corporativos seleccionados. No debido a los ASIC, como pensaba, sino de hecho porque la potencia de la CPU en Bitcoin no es simplemente la tasa de hash. Es el procesamiento general de bloques y transacciones. Debido a los halvings en Bitcoin, el subsidio será cada vez menos importante en comparación con el cobro de comisiones. Bitcoin solo es valioso cuando es competitivo. Muy pronto, la gente comenzará a comprender que Bitcoin no es un buen sistema para actividades ilícitas. Ya existen directivas contra el lavado de dinero (AML) que limitarán el uso de Bitcoin o sistemas derivados, incluido el asociado con BTC, en actividades ilícitas. Más importante aún, Bitcoin es increíblemente fácil de congelar.

La congelación de bitcoins se discutió después de mi partida en abril de 2011 [1]. No era sólo un pensamiento arbitrario. Con la introducción de la clave de alerta y la posibilidad de que los nodos congelen bitcoins, la gente comenzó a discutir lo que significaba todo. Desafortunadamente, algunos individuos que eran completa y absoluta escoria, en su intento de alterar radicalmente Bitcoin hacia el sistema que buscaban y crear mercados web ilícitos y oscuros que no fueran rastreables, querían ocultar tales aspectos. Pero afortunadamente, o desafortunadamente, dependiendo de su perspectiva, usaron Bitcoin. Bitcoin es completamente rastreable y puede congelarse. Como tal, nunca será un buen sistema para los mercados ilícitos.

Debería haberme enfrentado más en ese momento. En 2011, estaba pasando por varias dificultades personales. Me ha llevado un tiempo mantener la compostura al tratar con los tipos de personas con las que nos encontramos al lidiar con Bitcoin, especialmente cuando se trata de los anarquistas y la delincuencia ilícita. No fue simplemente un período de dificultad: tengo Asperger o, como ahora se llama, trastorno del espectro autista. Tratar con personas en el mejor de los casos es difícil para mí. Entonces, para bien o para mal, no pude liderar el desarrollo del sistema que había creado en 2011. Algunas de las primeras personas involucradas con Bitcoin lo entendieron, lo cual han utilizado para su beneficio.

El problema que Mike planteó en abril de 2011 surge de una falsa dicotomía de evitar a los «bloques huérfanos» y no darse cuenta de que el período de vencimiento de 100 bloques en Bitcoin permite dejar huérfanos de forma válida los bloques que violen una orden judicial.

«Sin embargo, la minería se puede hacer de forma anónima. Si se abusara del sistema de orden de congelamiento, surgiría un grupo de mineros que no estuvieran motivados por las ganancias sino por los ideales. Si bien es probable que no puedan minar tan rápido como las grandes empresas que usan ASIC, incluso alcanzar el 5% de la potencia total de hash de la red sería suficiente para permitir que las monedas se gasten, aunque sea muy lentamente». [1]

Hay dos problemas con el comentario hecho por Mike. La minería de Bitcoin en 2011 podría haberse implementado de forma anónima. No se puede implementar de forma anónima, a una escala decente, ahora. Los operadores de pools establecen las reglas, no los que usan un pool. Los operadores de pools son los nodos, no los miembros. Cualquier nodo grande es fácilmente detectable. Como tal, incluso los mineros asociados con el 5% del poder de hash nunca serán anónimos. Tienen una huella demasiado grande. Así es como se diseñó Bitcoin.

· Más importante aún: los nodos hacen cumplir las reglas.

· Una orden judicial es una regla.

· Los nodos honestos rechazan bloques que no cumplen las reglas.

La lógica aquí es muy simple: los nodos honestos rechazarán los bloques creados por un 5% arbitrario de nodos por poder de hash. No habrá ninguna liberación lenta de monedas. Si el mismo pequeño grupo de mineros arbitrarios decidiera crear una copia de Bitcoin, tendrían una copia que se jacta intencionalmente de la ley. La copia completa replicada de la base de datos que se hace pasar por la de Bitcoin o una versión bifurcada de la misma sería, por tanto, completamente ilegal en cualquier casa de cambio regulada. Tal sistema carecería casi completamente de valor. Más importante aún, los verdaderos bitcoins se congelarían. Cualquier intento de evitar el escenario daría como resultado que quedasen huérfanos los mineros respectivos, colocándolos en un sistema alternativo.

No se trata simplemente de congelar a los mineros: es una asignación de reglas de propiedad. Una orden de congelación emitida contra los mineros también alertaría a otras entidades dentro del ecosistema de Bitcoin, permitiéndoles proteger sus propios activos. Verá, una casa de cambio que tome cualquier bitcoin que se haya bifurcado y que pueda estar cubierto por una recuperación por robo o producto de una orden delictiva sería cómplice. Bitcoin es una forma de propiedad. La recepción de bienes robados es un delito. Facilitar el intercambio de bienes robados o bienes cubiertos por una orden judicial sobre el producto del delito constituye un delito. Tales casas de cambio se cerrarían rápidamente. No es muy difícil hacerlo.

«Congelar monedas sincronizando la mayor parte del poder de hashing funciona mejor que intentar forzar la cooperación de todos los actores económicos (casas de cambio, comerciantes, etc.). Esto último es casi imposible porque las monedas se pueden dividir y fusionar de manera arbitraria, lo que dificulta realmente poner en una lista negra una moneda. Pero una vez que los mineros congelan una dirección, su valor ya no puede fusionarse ni dividirse». [1]

La congelación es simple cuando comienzas a darte cuenta de que los bloques huérfanos son parte de cómo funciona Bitcoin. La recuperación de activos es un poco más difícil de llevar a cabo, pero puede integrarse al igual que el aumento del tamaño del bloque [2].

Los nodos de soft fork activados por el usuario (UASF) no existen. La única parte de Bitcoin que importa para la propagación de bloques la realizan los nodos. Y, simplemente, los nodos son única y exclusivamente mineros. Cualquier sistema que no extraiga un bloque no es un nodo.

Mucha gente ha intentado alterar mi sistema. Han fallado y seguirán fallando. Todo lo que pueden hacer es usar la prueba de las redes sociales (POSM). Básicamente, engañan y difunden mentiras. Me ha llevado mucho tiempo llegar a un acuerdo en esto. Al ser autista, el concepto de mentir por tal razón tiene un nivel de dificultad que no me gusta abordar. Me resulta difícil comprender las acciones de algunas de las otras partes. Lo hago ahora, pero me llevó mucho tiempo.

Algunas de las discusiones de Mike surgieron de un artículo publicado sobre el lavado de dinero y Bitcoin [3]. Mike entendió que el mejor enfoque era el que había iniciado con la clave de alerta. En ese momento, estaba lejos de completarse: una implementación de software alfa en el mejor de los casos. Incluso con la clave de alerta, en 2011, localizar mineros e implementar todo habría sido difícil. Ciertamente no hubiera sido rentable. Pero el escenario ha cambiado radicalmente. Bitcoin es lo suficientemente grande como para ser controlado fácilmente ahora.

«Se ha hablado mucho sobre cómo los gobiernos podrían regular efectivamente BitCoin dada su misión de combatir el crimen. Definitivamente, vale la pena discutir eso más. Prohibir los BitCoins en el nivel del comerciante o la casa de cambio no es una opción inicial porque las monedas se pueden dividir y fusionar arbitrariamente. Intentar prohibir una dirección en todos los actores económicos provocaría que la “maldad” se extienda hacia afuera de manera transitiva y finalmente provoque el colapso del sistema».

Y, a diferencia de la ignorancia infantil de Theymos [4], Bitcoin es un activo de propiedad que resulta fácilmente rastreable. Hay reglas para el seguimiento de las mezclas en la ley. Como token digital fungible, Bitcoin se alinea perfectamente con todas las reglas de seguimiento y rastreo. Incluso si los bitcoins se mueven a través de múltiples direcciones, todo lo que hacen es contaminar múltiples UTXOs y pasar al proceso legal de seguir una mezcla, un proceso legal que ha existido durante más de 2000 años.

El único fallo verdadero en el razonamiento de Mike radica en pensar que una orden de congelación sólo se ralentizaría y no detendría el movimiento de bitcoins. Un aspecto de Bitcoin sobre el que no entré en suficiente detalle es la tasa de madurez del bloque: un bloque que ha sido encontrado por un nodo no es válido para ser gastado por el nodo hasta que tenga 100 bloques de profundidad. Proporciona a otros nodos tiempo suficiente para dejar huérfano cualquier bloque que contenga bitcoins congelados que se hayan movido. Es importante destacar que cualquier nodo que se basa en un bloque que contiene bitcoins asociados con una orden de congelación es cómplice. Es decir, tanto el minero que creó el bloque como cualquier nodo que se base en él o cualquier bloque de este tipo serán igualmente responsables. Aquí yace la belleza de cómo Bitcoin crece a escala. Una vez que su valor es suficiente, el sistema siempre migra hacia los centros de datos. No hay otra solución. El resultado es un pequeño número de entidades comerciales que actúan para proteger la red.

Asegurar la red implica seguir las reglas. Las órdenes judiciales son reglas. Bitcoin no actúa fuera de la ley: es una plataforma basada en efectivo que actúa para proporcionar efectivo digital. El efectivo está cubierto por las reglas. Las leyes globales sobre lavado de dinero ya incorporan cheques y saldos sobre el uso de diferentes niveles de efectivo. Para transacciones pequeñas, bitcoin se puede usar como efectivo, que se puede usar en transacciones pequeñas sin recurrir a los cheques de sus clientes (KYC). A medida que la cantidad de bitcoin alcanza diferentes umbrales, comienzan a aplicarse los diversos requisitos de financiación y transacciones en efectivo.

La razón por la que Bitcoin no tenía líderes u operaba sin lo que la gente llama control centralizado es simple: establecí las reglas de antemano. Dije que las reglas estaban escritas en piedra. Uno de los problemas que experimentará una persona como yo, con Asperger, es no entender cómo otras personas no quieren seguir ciertas reglas o que actúen de manera deshonesta. Pensé que al ser explícito al decir que las reglas estaban grabadas en piedra, las personas cumplirían el contrato y negociarían. Si lo hicieran, no se me exigiría que actuara como líder. El sistema podría crecer sin mí si la gente simplemente siguiera las reglas que establecí. No es un sistema democrático; no vota como individuo en ningún sistema blockchain. Está diseñado para garantizar que tal escenario no pueda suceder. Si no lo comprende, lea mi documento técnico.

El protocolo Bitcoin fue diseñado como un sistema que no cambiaría a partir de un protocolo bien diseñado. Uno de los aspectos del autismo es el deseo de que las cosas no cambien. Que las cosas sean estables. Eso es lo que busqué en mi creación de Bitcoin. Deseaba un sistema monetario que no estuviera sujeto a cambios arbitrarios. Tal es mi creación de Bitcoin.

Lo que ofrece Bitcoin que ningún otro sistema ha podido ofrecer es la capacidad de realizar micropagos. Fue el Santo Grial de todos los sistemas de pago digital. Es en lo que Google trabajó, aquello cuyas perspectivas han hecho salivar a Facebook durante más de una década, y el Santo Grial de los sistemas de pago en línea. Mi protocolo de Bitcoin lo entregó. Ofrece una metodología para permitir el intercambio de valor en fracciones de centavo. Ningún sistema ha logrado hacerlo antes. El sistema que se hace pasar por Bitcoin, el que ahora está asociado con BTC, no lo hace. De hecho, las personas detrás de él no buscan un sistema que funcione, sino el sueño imposible de lograr un protocolo que pueda actuar fuera de la ley y el control reglamentario. Al elegir Bitcoin como la plataforma que copiar para tales fines, han fallado en su deseo.

La implementación de la congelación dentro de Bitcoin no es nueva. Las discusiones sobre la congelación han sido parte de Bitcoin desde su inicio. Aquellos que buscan decirte lo contrario buscan reescribir la historia y engañar.

[1] Ver: https://web.archive.org/web/20110420062418/http://www.bitcoin.org/smf/index.php?topic=5979.0 (consultado el 21 de abril de 2020).

[2] Ver: https://bitcointalk.org/index.php?topic=1347.msg15366#msg15366 (consultado el 21 de abril de 2020).

[3] Ver: https://web.archive.org/web/20110420061353/http://www.bitcoin.org/smf/index.php?topic=5907.0 (consultado el 21 de abril de 2020).

[4] Ver: https://web.archive.org/web/20110421035241/http://www.bitcoin.org/smf/index.php?topic=5979.msg87896#msg87896 (consultado el 21 de abril de 2020).


Enlace al artículo original: https://craigwright.net/blog/law-regulation/the-history-of-freezing-in-bitcoin/

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *